EL FUTURO DEL DIVINO

 

 

EL ORIGEN Y EL FUTURO DE LOS CULTOS, LAS RELIGIONES, LOS DIOSES Y LO DIVINO

 

Didier Bertin - 25 de Enero de 2018

 

I-Creación del universo, de la tierra, de la vida

Nuestro universo tiene su origen en el Big Bang hace unos 14.000 millones de años, durante el cual y a causa de varias fusiones nucleares, incluida la del hidrógeno, permitieron la formación del helio, y en consecuencia, del carbono y del oxígeno. La fusión nuclear vinculada a los fenómenos de rotación y gravitación de una nebulosa solar, dio como resultado la contracción que generó al Sol, y las colisiones de escombros de la nebulosa solar, conformaron los protoplanetas. La formación de la Tierra comenzó hace 4.700 millones de años. La colisión de la Tierra con múltiples asteroides causó choques térmicos y atrajo hierro y níquel al centro del planeta, formando el núcleo con propiedades magnéticas y constituyendo un campo de protección. La Tierra era entonces un océano magnético cuya desgasificación fue conformando la atmósfera. La Tierra entró entonces en un proceso de enfriamiento que dio origen a la corteza terrestre y a los océanos hace 4.200 millones de años.

Elementos como el agua, el metano y el hidrógeno han creado moléculas orgánicas que producen células capaces de replicarse mediante el ARN reemplazado por ADN para generar la vida.

Los fósiles celulares más antiguos tienen 3.500 millones de años. Se formaron organismos multicelulares y las bacterias usaron oxígeno (primera forma de respiración).

Hace 550 millones de años, las primeras criaturas vivientes vertebradas eran los peces, que son los antepasados ​​de todos los vertebrados con un cráneo que protege un cerebro primitivo. Una capa de ozono originaria de oxígeno ha permitido el desarrollo de vida fuera del agua al protegerlo de la radiación solar ultravioleta.

 

II- Evolución de la vida y la apariencia del ser humano

Una de las formas de evolución de los peces (primer vertebrado) fue el tetrápodos, capaz de vivir en tierra desarrollando pulmones, patas y cuello. De los tetrápodos se desarrollaron los reptiles y especialmente los reptiles mamiferoides (terápsidos) de los cuales se derivan los mamíferos, incluidos los primates. Los primates experimentan una evolución diversificada desde la Era Terciaria, especialmente con los grandes simios.

El linaje humano se separó de los grandes simios (especialmente los chimpancés) hace sólo 5 millones de años, que no es nada comparado con la aparición de los peces hace 550 millones de años. La evolución está marcada por la bifurcación de los homínidos en Homínidos (humanos) y Panines (chimpancés). Por razones contextuales, el ancestro simio del ser humano desarrolló la bipedestación y así liberó sus manos, con el pulgar oponible a los dedos para actuar y manipular.

La bipedestación también ha sido favorable para el desarrollo de la masa cerebral, permitiendo una inteligencia más compleja y la liberación de la laringe facilitando así el desarrollo del lenguaje.

Diferentes tipos de humanos aparecieron pero se extinguieron y sólo persistió el Homo Sapiens cuya inteligencia hubiera sido la más extensa. Sin embargo, se estima la posibilidad de un mestizaje del orden de 1 a 4% con las especies humanas extintas.

El Homo Sapiens sólo apareció hace 195.000 años, lo cual es insignificante en comparación con la edad del linaje humano de 5 millones de años.

El humano es un animal con aspectos particulares que le permitieron construir, crear, desarrollar la comprensión de la ciencia y beneficiarse de ella. Estos aspectos particulares lo llevaron a dejar de considerarse a sí mismo como un animal. Esta diferenciación se justifica por el control de la naturaleza y el progreso técnico, pero también cuando el comportamiento del humano es peor que el de un animal que simplemente caza presas para obtener alimento. Al observar  la conducta humana durante los siglos XX y XXI, observamos un comportamiento destructivo que a veces sitúa al ser humano en un rango inferior al del animal en términos de salvajismo.

 

La primera guerra mundial causó a 18,6 millones de muertos y la segunda más de 60 millones. Durante estos dos siglos (como todavía continúa hoy en Birmania) tuvieron lugar los mayores exterminios de “humanos por humanos” y esto en relación con los orígenes de las víctimas que no encajaban con la ideología sociopsicótica de sus exterminadores.

La referencia máxima del horror y la industrialización de la muerte ha sido “el Holocausto”. Mientras se pensaba que los humanos habían aprendido de él, los exterminios genocidas continuaron en varios continentes.

Para ilustrar la peculiaridad de los humanos, nos gustaría citar el ejemplo de Gardelegen en abril de 1945 en Alemania. Mientras que el territorio alemán estaba prácticamente ocupado por rusos y estadounidenses, las SS sobrevivientes continuaron masacrando a miles de inocentes, sólo por  un goce sádico de asesinar que los animales no conocen.

En unos pocos años, el medio ambiente ha convertido a estos hombres en psicópatas; la psicopatía es, por lo tanto, una potencialidad humana que podría ser el resultado de un ambiente determinado en un momento específico (referencia: los estudios de Farrington sobre psicopatía y el medio ambiente).

En Ucrania en 1933 durante la gran hambruna llamada "Holodomor" debido a la decisión de la URSS de colectivizar la agricultura y que causó 3 millones de muertes, el canibalismo se extendió y los padres comieron a sus hijos. Unos carteles oficiales debían recordar a las personas que era inmoral comer sus hijos; uno hubiera pensado que el humano hubiera preferido dejarse morir antes que llegar a estos excesos, pero este no es siempre el caso.

"Así, los humanos pueden ser mucho más salvajes que cualquier animal", y sus creencias en dioses imaginarios y diversos no han sido de ayuda para prevenir lo inenarrable.

 

III - El recurso del ser humano "desorientado": los cultos, las religiones, incluyendo la creación de lo divino

 

1-Lo divino: fuente de esperanza para los seres humanos desorientados

La bipedestación ha permitido a los humanos desarrollar un cerebro que los ha facultado para tomar conciencia de su entorno y amenazarlos, pero también para comunicarse y socializar. Al principio, el Homo Sapiens era un ser débil frente a muchos otros seres vivos (animales u otros humanos) y frente a los fenómenos naturales incluida la muerte.

Debido a sus límites y su ignorancia, el humano simplemente divinizó directa o indirectamente los elementos naturales que lo amenazaban, al dedicarlos a la adoración, incluyendo oraciones, conjuros, danzas rituales, ofrendas, sacrificios para esperar su clemencia. Un sacrificio consiste en privarse de los bienes materiales y entregarlos como ofrendas o matar animales o a otros humanos, para demostrar a los dioses la gran devoción que sienten por ellos. A cambio de estos cultos, los humanos esperaban la benevolencia de las deidades.

La percepción de la realidad por el Homo Sapiens:

Todos los sentidos son interpretaciones cerebrales (in fine, vemos, sentimos y escuchamos con su cerebro); los efectos psíquicos, las emociones, el imaginario para reconstruir lo que ignoramos sobre la base de lo que ya sabemos, puede distorsionar la interpretación de la realidad y su percepción y fomentar el desarrollo de mitologías y religiones.

Así, hoy, por ejemplo, los testigos oculares ya no se consideran seguros y deben ser comparados con otras consideraciones.

Una persona educada debe tener una visión más precisa que una persona sin educación que tenderá a usar el imaginario y las emociones para ver lo que cree percibir. Así, muchos fenómenos naturales se percibían como fenómenos sobrenaturales, y los dioses que habían sido creados para explicarlos, siempre tenían apariencias antropomórficas o de animales, ya que la imaginación del humano se basa en lo que ya sabe o conoce. Si nuestros conocimientos aún son limitados, se han incrementado exponencialmente, permitiendo un mejor discernimiento y especialmente la adopción de métodos racionalistas para abordar “lo nuevo” y reducir la influencia de las emociones. En un marco de razonamiento riguroso, la imaginación puede ser útil para la creación y el descubrimiento.

A medida que el conocimiento aumenta, la importancia de los dioses y las religiones que son sinónimos de la compensación de la ignorancia, disminuye entre las poblaciones más educadas.

La población atea aumenta en números absolutos, pero sigue siendo limitada en números relativos debido al importante crecimiento de la población en los países más pobres y, por lo tanto, más abierta a las religiones y lo divino. En el año 0, la población mundial era de 170 millones de habitantes y alcanzó los 7.600 millones en 2017.

Los cultos básicos giran en torno al animismo, que consiste en dar un espíritu (animus) a objetos de todo tipo, fenómenos naturales (viento, sol, volcanes...) y genios malvados o protectores.

Estos genios de origen humano (por ejemplo, el espíritu de los muertos) o animales u otros, pueden tener, según los creyentes, efectos en lo real. Las religiones se adaptan a las necesidades de los creyentes ya que éstos son sus creadores.

Hay muchas religiones para cazadores-recolectores o para agro-pastores y otros, politeístas o monoteístas. El número de religiones que han existido es incontable, pero hoy las principales religiones con al menos 3 millones de creyentes son:

Cristianismo: 2.262 millones - 29.8% de la población mundial

Islam: 1.552 millones - 20.4% de la población mundial

Hinduismo: 949 millones - 12.5% ​​de la población mundial

Budismo: 495 millones -6.5% de la población mundial

Religiones chinas: 435 millones - 5,7% de la población mundial

Religiones étnicas: 243 millones - 3.2% de la población mundial

Nuevos movimientos: 63 millones - 0,8% de la población mundial

Sijismo: 24 millones - 0.3% de la población mundial

Judaísmo: 14 millones - 0.2% de la población mundial

Espiritismo: 14 millones - 0.2% de la población mundial

Taoísmo: 8 millones - 0.1% de la población mundial

Confucianismo: 8 millones - 0.1% de la población mundial

Bahaísmo: 7 millones - 0.1% de la población mundial

Jainismo: 5 millones - 0.1% de la población mundial

Sintoísmo: 3 millones - menos del 1% de la población mundial

Son 5.647 millones las personas que afirman pertenecer a una religión, en una población mundial que en 2017 alcanzaba a los 7.600 millones.

La población no creyente es, por lo tanto, de alrededor de 2.000 millones de personas (25.6% de la población mundial).

Entre los 5.647 millones de creyentes, un número sustancial afirma pertenecer a una religión que practica muy poco o nada, especialmente entre los cristianos, y como resultado, la primera religión en el mundo “sería” la ausencia de religión.

En el origen de las religiones existe la necesidad psíquica de creer que un ser todopoderoso o benevolente, que puede aligerar la carga de sus creyentes. Esta única necesidad humana marca el límite de la capacidad de comprensión del mundo, ya que implica el abandono de la ganancia cerebral de origen bipedico, es decir, de la lógica intelectual a favor de la fe que es sólo una simple convicción infundada adoptada contra toda lógica. La fe es un abandono del recurso a la inteligencia y al rigor.

La fe abre así la puerta a todo tipo de creencias, ya que en este caso lo racional se deja de lado.

Los humanos llamarán dioses o seres divinos o a veces gurúes, a otros seres de quienes piensan sin base lógica, que van a obtener clemencia, beneficios, la reducción del desencadenamiento de los elementos naturales o el desencadenamiento de la ira contra otros con quienes no comparten las opiniones.

Estas creaciones a menudo son acompañadas de leyendas, doctrinas y, en el mejor de los casos de filosofías. Sólo el Budismo no crea estrictamente un dios. Los dioses tienen cada uno, una función más o menos importante y había más de 200 dioses egipcios, más de 50 dioses griegos y sus homólogos romanos. Hoy hay  más de 250 deidades hindúes. Estos dioses crean empleos y recursos para los profesionales que los sirven (sacerdotes o gurúes).

Las representaciones de los dioses tienen diferentes tamaños y algunas veces pueden ser transportados. El faraón Akhenaton quería restringir las deidades al sol (Atón) porque representaba una especie de monoteísmo; esta nueva religión había dado lugar a la revuelta del clero, que vivía materialmente de la adoración de los muchos otros dioses y que así se encontraron sin trabajo ni recursos. En su muerte, las huellas de su reinado consideradas heréticas por los sacerdotes fueron borradas.

2 - La creación del concepto de alma como una victoria sobre la muerte

Al morir, sólo podemos ver que el ser y lo que hizo su personalidad, desaparecen. El cuerpo es sólo un objeto en descomposición, que se acostumbra a enterrar o cremar para evitar ser confrontado con la imagen del final de la vida y su putrefacción nauseabunda.

Así la vida se detiene y para contener la desesperación humana de la nada, las religiones han creado el concepto de la vida eterna en otro mundo o la reencarnación en el mismo mundo a través del alma. Al cuerpo que se está destruyendo, la religión lo reemplaza con el alma que no se someterá a la descomposición del cuerpo, pero que no es ni el cuerpo, ni la mente, ni la personalidad del difunto.

El alma es, por lo tanto, un concepto vacío cuyo único propósito es dar a los creyentes una esperanza de vida eterna, y por lo tanto, de victoria sobre la muerte. En esta carrera de la imaginación y la eternidad, es el humano que cree que es un dios, inventando la eternidad por sí mismo que es una mezcla de géneros (dioses y humanos). El concepto de alma fue adoptado entre los cristianos en el Concilio de Cartago en el año 418.

Un individuo es el producto de su intelecto y su persona confrontada con su entorno. La observación por ejemplo de la gente en las últimas etapas de la demencia de Alzheimer: la amnesia de hechos recientes y antiguas, la pérdida de la capacidad de tener un pensamiento abstracto, la afasia, apraxia y agnosia, refleja el vacío del concepto de alma.

 

3 - El cielo - los cielos

El cielo se ha representado durante mucho tiempo como el reino de los dioses (como sugiere la tradición indoeuropea), mientras que en el peor de los casos, este reino debería estar bajo tierra, así que las erupciones volcánicas podrían hacerlos sugerir.

El cielo pertenece a las mitologías politeístas y monoteístas de la humanidad y, sin embargo, es sólo la extensión visible sobre la tierra. El color del cielo se debe a la radiación solar que se somete a refracciones debido a la atmósfera de la Tierra. Nuestro mejor conocimiento del espacio debería haber puesto fin a las mitologías humanas relacionadas con los cielos, aunque las religiones reaccionan fingiendo ahora que el reino de Dios no está precisamente en el cielo, a pesar de sus abundantes representaciones.

La palabra Dios viene de deus en latín y tiene una raíz indoeuropea "dei", que significa "brillo" y se utiliza para describir el cielo brillante como deidad o lugar de deidades celestiales.

Zeus tiene la misma raíz. Gott y God también tienen origen indoeuropeo, con el significado de invocación y la palabra eslava Bog también proviene de la palabra bhag del mismo origen indoeuropeo.

La idea simplista del cielo como un lugar de residencia de Dios y de las almas buenas, es perceptible por el uso de expresiones como “subir al cielo”, “ascensión” o la representación de ángeles enviados de Dios con alas para volar. Los querubines (ángeles alados) también fueron representados en el Arca de la Alianza.

Más allá de 100 km de altitud comienza el vacío interestelar en el que las alas son inútiles. Pero los humanos que vieron el cielo como el Reino de Dios, no tenían idea en ese momento acerca de la naturaleza de la atmósfera.

 

IV - DEL POLITEISMO AL MONOTEISMO

1 - judaísmo

El racionalismo siempre ha sido un obstáculo para las religiones, y el monoteísmo es, en principio, un paso hacia una forma más intelectualizada de la naturaleza divina.

Abram, luego llamado Abraham había deducido que los ídolos hechos por su padre no podían tener ningún poder particular porque su padre no tenía ningún poder particular. Después de destruir estos ídolos, tuvo la idea de un poder único, intangible e indescriptible que fue el primer dios de una religión monoteísta.

Abraham creó el monoteísmo 5 siglos antes del intento fallido de Akhenaton, que había elegido para Dios un objeto: el Sol, lejos de la intangibilidad del Dios de Abraham. El Dios de Abraham no tiene nombre, pero se designa por la declinación del verbo "ser" en hebreo y esto es consistente con su revelación a Moisés en el Monte Sinaí.

Por pacto, se le prometió a Abraham una tierra para su descendencia después de un período de esclavitud.

La religión de los descendientes de Abraham, el pueblo de Israel, pertenece al reino de la intangibilidad, se dirige a la parte del cerebro que maneja el reino virtual, y no está destinada a hacer discípulos. La circuncisión buscada por Abraham (signo de alianza) es un elemento más desalentador para aquellos que desean unirse a su religión. La religión de Abraham parece dirigirse a una élite, pero esto no evitará que algunos de sus descendientes a veces se vean influenciados por la idolatría.

La circuncisión se considera hoy como una forma de frenar la transmisión del SIDA y el virus del papiloma. Una campaña que se está llevando a cabo ha involucrado a más de 15 millones de personas en el este de África.

Después de un largo período de esclavitud en Egipto, el pueblo de Israel tuvo que perder su hábito de cautiverio y adoptar normas legislativas que garantizarían la moralidad y el orden público. El éxodo de 40 años, simboliza la necesidad de esperar a una nueva generación, que sería un pueblo libre que no ha conocido la esclavitud y que está listo para cumplir con las nuevas reglas y leyes, y así ingresar a la tierra prometida. Sin embargo, es sorprendente que el Dios omnipresente e intangible de Abraham deba elegir un lugar particular para revelarse y mostrar su ley; podemos pensar que fue más bien la elección de Moisés para aislarse y pensar.

Hay iconografías aunque en principio prohibidas por el Judaísmo, que materializan la presencia de Dios sobre el arca de alianza y en el templo, por una especie de humo.

El deseo de David por la grandeza, y finalmente el de Salomón, los llevó a desear construir y luego a construir un templo en el cual los sacerdotes harían sacrificios y recibirían ofrendas. Este proyecto fue inspirado en nuestra opinión por los templos politeístas egipcios o griegos. Después de un comienzo monoteísta riguroso, Salomón se habría alejado bajo la influencia de otras corrientes. Más tarde, los esenios denunciarán a los guardianes saduceos del templo por sus prácticas dentro del templo.

Mientras que el Tana'h (Biblia) forma una base sólida para la historia y las tradiciones judías, los comentarios y la tradición religiosa oral han congelado al Judaísmo en los diversos momentos en que se hicieron.

Los famosos 613 mandamientos (Mitzvot), por ejemplo, tienen mucho que ver con la antigüedad y hoy no tienen ningún significado cuando se trata del Templo, los sacerdotes, las ofrendas al templo (Korbanot), el Rey, los esclavos y referirse a una ley obsoleta en el caso de los hijos ilegítimos, violación, el sexo, las relaciones maritales y darle demasiado énfasis a los detalles particulares de prohibición en las relaciones sexuales de todo tipo que ofenden el sentido común hoy en día, porque dan la idea de una sociedad atrasada. Afortunadamente, las leyes de los estados modernos hacen que ya no sea necesario referirse a ellos. Durante los dos mil años pasados ​​en la diáspora, los judíos hicieron una contribución sustancial a la civilización occidental a pesar del desarrollo del antisemitismo, escapando fácil de la ira y de los celos de los pueblos.

Sin embargo, muchos judíos hoy se están distanciando de los aspectos rígidos y envejecidos de la religión.

a- Vida después de la muerte

A diferencia de muchas religiones, el énfasis principal en el Judaísmo  está puesta en la vida y en el después de la vida, en las almas inmortales de los muertos, tanto de justos como injustos, que son como sombras en el “Sheol” que es un lugar incómodo y una especie de nada que se parece al Hades griego y que no es un paraíso. Algunas corrientes han tomado la iniciativa de hacer interpretaciones que se alejan de los textos.

Había cuatro corrientes principales en el Judaísmo: los saduceos (casta sacerdotal) que fueron se cerraron a la tradición no escrita y no creían en la vida después de la muerte, y los fariseos que añadieron a la Biblia la tradición oral y creen en una vida después de la muerte. Las otras dos corrientes principales eran las de los esenios (partidarios de ascetismo y se opusieron en la práctica a los saduceos) y los Qana'im (zelotes o ζηλωτής en griego) intransigentes y partidarios de la guerra contra los romanos.

Diferentes corrientes del Judaísmo han hecho varias interpretaciones, pero la Biblia da poco espacio para la cuestión de la vida después de la muerte. El Judaísmo no busca proselitismo y no promete una vida extraordinaria después de la muerte.

b -El templo

Señalamos el templo no se correspondía con el particularismo de la religión de Abraham e Israel, porque estaba muy lejos de la mentalidad de los constructores de templos que deseaban adorar y albergar a sus múltiples dioses. Sin templo, el Judaísmo se ha reconciliado con un monoteísmo más riguroso en la diáspora.

La lejanía de la tierra de Israel, sin embargo, condujo a la creación de corrientes ultra-ortodoxas y sectarias inconexas, como el jasidismo (Europa del Este) con líderes reverenciados como gurúes; tendían a encerrarse en reglas que restringían una evolución necesaria y con interpretaciones hermenéuticas en un círculo cerrado, que llevaba al misticismo esotérico lejos del espíritu de Abraham e Israel.

Uno podría pensar que este comportamiento fue una manera de escapar del peso del exilio en un ambiente obsesivamente hostil y formar un baluarte para soportar el exilio. Todos los ultra ortodoxos se llaman H'aredim (חרדים) y los que viven en Israel se niegan a integrarse en la vida civil normal.

Siempre que fue posible, los judíos más abiertos se integraron en las sociedades en las que vivían y trajeron a la civilización una participación desproporcionada con respecto a su número.

c-Exterminio y expulsiones en Europa - Escape al Nuevo Mundo y el Renacimiento de Israel

Durante dos milenios el pueblo judío vivió en Europa y al final ha sido exterminado o expulsado. Hoy  se puede decir aproximadamente que los judíos viven en más de la mitad en Israel y la mayoría del resto en los Estados Unidos (la comunidad judía residual en Europa es muy pequeña). En estos dos países, muchos judíos están muy alejados de la religión estricta y muy apegada a la identidad judía sobre una base tradicional, histórica y nacional, que justifica en ellos el sentimiento común de que Jerusalén es la capital indivisible de Israel.

Para problemas relacionados al sistema electoral, los partidos ultra-religiosos se han impuesto en Israel y han endurecido el Judaísmo en una forma que ya no conviene a la mayoría de los judíos, tanto en Israel como en los Estados Unidos.

El modo electoral en Israel lleva al hecho de que los partidos seculares que representan a la mayoría electoral, no logran formar una mayoría gubernamental y deben hacer acuerdos con pequeños partidos ultra-religiosos. Los partidos ultra-religiosos necesarios para formar una mayoría gubernamental, imponen condiciones que van más allá de lo que representan. Para evitar el chantaje por mayoría, el sistema electoral debe ser revisado.

d-La carga de los ultra-religiosos para Israel

Los ultra-religiosos ya no deberían poder ir contra la corriente del progreso deseado por la mayoría de la población, incluidos los asuntos civiles, por ejemplo los relacionados con el matrimonio, el divorcio y la transmisión del judaísmo.

Un estado moderno debería aplicar el principio de separación entre asuntos civiles y religiosos. La interferencia de los religiosos en la vida civil es un peso por la mayoría de los ciudadanos. La falta de reconocimiento del matrimonio civil implica un divorcio religioso (guet) que no se puede hacer sin el consentimiento del marido. Los tribunales religiosos formados por hombres, tienden a dejar que las situaciones se pudran, ya que no están a favor del divorcio.

El Judaísmo es transmitido por la madre y esto es lógico para aquellos que piensan que una mujer no es confiable y que nunca sabemos quién es el verdadero padre; esto parece inaceptable, o al menos lo son las razones dadas para cubrir esta realidad.

Además, la evolución de la genética implica que una mujer puede dar a luz a un niño que no es suyo (caso de madres sustitutas) o el caso de madres que llevar un  óvulo que no es de ellos (fertilización asistida).

En el judaísmo moderno la filiación debe depender de la elección de los padres. La ley israelí es más flexible en cuanto a la nacionalidad, ya que Israel tenía la obligación de dar la bienvenida a los que tuvieron sus vidas en peligro al ser designados como judíos, según las leyes nazis de Núremberg (un sólo abuelo judío). Esta regla es aplicable en Israel.

Las sinagogas liberales en los Estados Unidos son mucho más abiertas que las ortodoxas y previenen la desaparición del número de judíos debido al gran número de matrimonios con cristianos.

Los ultra-religiosos son una carga para Israel; ellos disfrutan de los beneficios del país, pero rechazan la integración social y el servicio militar. El problema del ejército, supuestamente dado por exceso de personal, puede ser regulado por la duración del servicio militar y no por el cuestionamiento de la conscripción.

El reclutamiento generalizado permitiría a los estudiantes de las escuelas de ultra-religiosos (yeshivot) el completar sus estudios seculares, e integrarse a la sociedad, trabajar y alejarse de sus familias en las que son tomados como rehenes.

2-Cristianismo

La ocupación romana fue particularmente dolorosa para el pueblo de Israel, en busca de una esperanza de liberación si orden mesiánico; muchos se improvisaron a sí mismos como predicadores.

Uno de ellos fue Juan Cohen (hijo de un sacerdote del templo), llamado también Juan el Bautista, que recomendó la purificación en al agua del Jordán, además de la acción de los sacerdotes. La purificación por agua ya existía en el Judaísmo (Mikveh). Así Jesús, que se convertiría en predicador, fue bautizado por Juan en el río Jordán.

El predicador Jesús desarrolla una filosofía que parece estar inspirada por la de los esenios o al menos comparte muchos puntos en común. Los esenios se oponen al comportamiento de los saduceos, sacerdotes del templo y recomiendan una vida de ascetismo.

Los sacerdotes parecían, como muchos judíos, incluidos los esenios y los seguidores de Jesús, desviar al Judaísmo de su pureza original. Jesús enseñó como ser un mejor judío, defendiendo la tolerancia y el perdón que llevarían a la salvación en el Reino de Dios. Aunque Jesús quiere permanecer dentro del marco del Judaísmo, esta idea de salvación en el Reino de Dios no existe en el Judaísmo.

Los sacerdotes lo vieron como un competidor capaz de crear desorden entre un pueblo en busca de esperanza y dejar que el ocupante romano decidiera su destino. Otros judíos vieron en Jesús la posibilidad de solidaridad contra el ocupante romano.

La religión de Jesús era el Judaísmo y su enseñanza era para los judíos. El Judaísmo fue un pasaje necesario para convertirse en un seguidor de Jesús. Después de su muerte, su hermano y discípulo Santiago (a quien otros llaman primo para preservar el mito de la virginidad de su madre María) predicó el estricto respeto de las reglas del Judaísmo.

Otros discípulos decidieron después de la muerte de Jesús, transformar su filosofía en una religión destinada a desarrollar el proselitismo y entonces  la desnaturalizaron. Pablo, que nunca había conocido a Jesús, decidió hacer de su filosofía un judaísmo híper-simplificado y antropomorfizado, al enfatizar el papel divino de Jesús para hacerlo más atractivo para los gentiles. Los paganos no podían estar abiertos a una religión demasiado abstracta y demasiado restrictiva por sus muchas reglas, incluida la circuncisión, para un Dios que no podían ver. Hemos antropomorfizado a Dios, cuya forma visible es sólo la de Jesús, en forma de íconos y estatuas. Muchos cristianos le dan más importancia a la imagen de Jesús que a Dios, que permanece abstracto.

En muchos países cristianos no desarrollados, la referencia a Dios se ve como la imagen de Jesús. Además, la promesa de una vida después de la muerte en un paraíso maravilloso en el Reino de Dios, que los judíos no ofrecen, es un fuerte argumento en términos de proselitismo.

a-Jesús y las mujeres

Jesús tuvo relaciones muy cercanas con las dos hermanas de Lázaro Marta, y María en Betania cerca de Jerusalén, y con María Magdalena en Galilea, también llamada “la pecadora”, lo que da testimonio de su humanidad.

La Biblia describe los gestos afectuosos de estas dos Marías hacia Jesús, pero la Iglesia piensa que los dos Marías eran sólo una mujer llamada por un nombre diferente, según el lugar donde estaba, porque probablemente a la Iglesia no le gustaban las relaciones femeninas múltiples de ningún tipo. En la práctica, esto parece dudoso porque el viaje de Magdala (Migdal) a Betania fue de unos 150 km para caminar o con burro en las carreteras de la época.

b- Vida después de la muerte:

Después de la muerte, las almas justas van al Paraíso, por lo tanto, es un concepto que está ausente del Judaísmo. Este paraíso celestial está hecho a imagen del paraíso terrenal (Jardín del Edén). El paraíso es un lugar maravilloso donde uno encuentra la felicidad perfecta con nuevos cuerpos adaptados a la vida celestial. Es el hogar de Dios, los ángeles y aquellos que murieron como buenos cristianos. No habrá más sufrimiento, enfermedad, pecados y la actividad principal será alabar y adorar a Dios. Las almas injustas irán al infierno a vivir en sufrimiento.

 

c. Falta de lealtad y honestidad de la Iglesia hacia Jesús

El problema del cristianismo es su falta de lealtad y honestidad hacia su creador Jesús, ya que esta religión fue el fruto del regateo y las groseras interpretaciones que tuvieron lugar años y siglos después de su muerte.

Debe notarse que los evangelios fueron escritos cuarenta años después de la muerte de Jesús. Jesús a menudo se llama Jesucristo (que significa "ungido" en griego) porque habría sido ungido (derramando aceite sobre su cabeza) como reyes, personas consagradas a Dios y al Mesías. Para ser el Mesías, Jesús tuvo que descender del Rey David y recibir la unción. Para continuar en el linaje del Rey David, Jesús nació en Belén, el lugar de nacimiento del Rey David cuando probablemente nació en Nazaret.

Jesús es el hijo de María y José, pero esta naturaleza humana no se retuvo y la Iglesia prefiere que María sea virgen y Jesús sea el hijo de Dios. Esta disposición parece haber sido inspirada por la mitología de Zaratustra o Helen y Pollux. Fue en el Concilio de Nicea en 325 que se decidió que Jesús era el hijo de Dios.

En el Concilio de Constantinopla en 381, se adoptó el concepto de la trinidad "Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo". La divinidad de Cristo ha sido confirmada y el concepto del Espíritu Santo ha sido adoptado. El espíritu santo según los cristianos no vive ni en el padre ni en el hijo, por lo que es necesario considerar que los tres tienen una divinidad completa.

En el Concilio de Éfeso en 431, María fue nombrada Madre de Dios. Así, la noción de divinidad está completamente dispersa en el padre, el hijo, el espíritu santo y la madre; de este modo es difícil hablar de monoteísmo estricto con respecto al Cristianismo y esto representa una clara ruptura con el Judaísmo de Jesús. Para reconciliar lo irreconciliable se usan conceptos que se contradicen y están vacíos, como la individualidad y consubstancialidad de los elementos de la trinidad.

En el Concilio de Calcedonia en 451, se declaró que Cristo era a la vez Dios y Hombre.

En el Concilio de Nicea en 787, se dejó en claro que debemos adorar a los personajes de los íconos y no a los íconos mismos y condenamos a los iconoclastas. No hace falta decir que los simples creyentes no se molestarán con tales sutilezas y adorarán a los íconos como se puede ver especialmente en las Iglesias Ortodoxas.

d-La representación de Jesús

Siempre con fines proselitistas, Jesús fue muy representado con los rasgos de las personas que queríamos convertir, especialmente como un hombre apuesto de tipo escandinavo, con largo cabello rubio y ojos azules, mientras era judío de Galilea y como resultado semítico moreno, con ojos oscuros, cabello negro y corto (corriente en ese momento porque probablemente se adaptó al clima).

La Iglesia desarrolló el antisemitismo inicialmente debido al hecho de que la mayoría del pueblo judío no había adoptado el Cristianismo como un complemento indispensable, y que los sacerdotes habían entregado a Jesús a los romanos. Este antisemitismo transpira incluso en la representación de los personajes de la Biblia de los cuales Jesús. Muchos símbolos representaban el cristianismo, pero la Iglesia prefería la cruz que representa la tortura romana y la de Jesús crucificado, que no es portador de la filosofía cristiana, sino que fomenta la venganza contra los judíos designados por la Iglesia como responsable de su crucifixión hasta el Concilio Vaticano II (1962-65).

e-Los textos ocultos de la Iglesia

Todas las iglesias cristianas han decidido hacer una nueva Biblia mientras reconocen la Biblia judía (Tana'h), basada en sólo cuatro evangelios (los de Mateo, Marcos, Lucas y Juan) mientras que hay otros 76 Textos cristianos que la Iglesia ha decidido ocultar (apócrifos) incluyendo otros 13 Evangelios. Es sólo hoy que los investigadores han decidido buscar en textos ocultos también.

f- Caso especial del Evangelio de Judas (texto oculto)

En este Evangelio, Judas parece ser el seguidor más cercano de Jesús, quien le da la misión de ayudarlo a sacrificar su envoltura carnal.

La supuesta traición a Judas tendrá las peores consecuencias porque, debido a su nombre, es a todo el pueblo judío que fue considerado como un traidor.

Por lo tanto, a medida que el tiempo ha pasado desde la muerte de Jesús, las autoridades cristianas han transformado una religión monoteísta en una religión politeísta.

La Iglesia sale de esta evidencia sólo llamando a la trinidad "un misterio".

g- La tumba de Jesús en Talpiot en Jerusalén

En 1980, cerca de un edificio en Talpiot (distrito de Jerusalén) se desenterró una bóveda que incluye cinco osarios que datan del segundo templo: el de Jesús hijo de José, el de María, el de José, el de Judas hijo de Jesús, el de otra María y el de Mateo.

Pero quienes piensan que es la tumba de Jesús y su familia, cuestionan su resurrección, su carácter divino y parecen demostrar que habría tenido una vida familiar normal. Otros afirman que si se tratara de la tumba de Jesús, debería estar en Galilea según la tradición y, sin embargo, la Biblia menciona una tumba en Jerusalén y Santiago el hermano de Jesús también Galileo había sido sepultado en Jerusalén.

Finalmente, se dijo que muchas personas en ese momento se llamaban Jesús, María, José, Judas... y que era un conjunto coincidente de homónimos en el mismo lugar. Las autoridades han decidido sellar permanentemente esta tumba con una losa de concreto y no tratar de cuestionar Cristianismo tal como se ha convertido. Estos hechos, si fueran verdaderos, no pondrían en duda la filosofía de Jesús.

 

3-Islam

El Islam, que significa sumisión a Dios, aboga por un retorno al monoteísmo estricto y absoluto, a diferencia del Cristianismo. El Islam se basa en un nuevo texto, el Corán, revelado hasta el año 632 al profeta de esta nueva religión, Mahoma. La mayoría de las tribus de la Península Arábiga siendo animistas, tenían que ser guiadas hacia el monoteísmo. El Islam fue inspirado por el Judaísmo y el Cristianismo, pero desarrolló una religión muy diferente a través del Corán y la Sunnah.

El Islam parecía estar inicialmente destinado sólo para las tribus de la Península Arábiga debido a la lengua árabe en la que se debe leer el Corán y los problemas planteados en relación con la región de La Meca y Medina.

De hecho, el Islam, como el Cristianismo, es proselitista a pesar del idioma árabe (mientras que el Cristianismo adoptó el latín para extenderse mejor en Occidente) y rápidamente se extendió a otros continentes por la Guerra Santa (Yihad) porque según el Corán no hay salvación para los incrédulos, es decir, los pueblos del libro (la Biblia) y por lo tanto los judíos y cristianos, solo por la conversión al Islam.

Los musulmanes deben respetar cinco obligaciones fundamentales: (i) la declaración de fe, (ii) cinco oraciones al día, (iii), el ayuno de Ramadán, (iv) limosna a los necesitados, y (v) la peregrinación en La Meca. Las obligaciones de los musulmanes son, por lo tanto, simples y claras, y promueven el proselitismo.

Los diversos versos del Corán que condenan a judíos y cristianos (incrédulos) han sido indudablemente el nervio de la guerra santa que ha permitido una rápida expansión geográfica del Islam en Occidente.

Los judíos son objeto de un odio especial por la negativa de las tres tribus judías de Medina (Yathrib) para reconocer a Mahoma como un profeta: los Banu Qaynuqa y los Banu Nadir fueron expulsados ​​pero los hombres de Banu Qurayza fueron asesinados y sus familias esclavizadas

Aquí hay algunos ejemplos de esta vehemencia en el Corán:

Sura 4 verso 56, "... vamos a quemar en el fuego a los que no creen en el Corán..." - Sura 5 verso 51), "... No tomes para amigos judíos y cristianos, que están aliados juntos...". - Sura 5: Verso 82. "... Sin duda descubrirás que los judíos y los asociados son los enemigos más feroces de los creyentes. Y ciertamente encontrarás que los más dispuestos a amar los creyentes son aquellos que dicen que somos cristianos... "

Vida después de la muerte

Aquí hay algunos ejemplos para la ilustración:

Corán: Sura 52 - Verso 15: Paraíso e Infierno: “Habrá corrientes de agua que nunca huele mal, arroyos de leche con gusto inalterable, arroyos de vino delicioso, arroyos de miel y frutas de todos los tipos; en el infierno, los otros seguirán en el fuego y beberán agua hirviendo que les desgarrará los intestinos”. -Verso 19:" Como recompensa por lo que habéis hecho, comed y bebed con tranquilidad. "Verso 20:" Acostados en camas ordenadas, los haremos casar con huríes (*) con grandes ojos negros "Verso 22:" Les proporcionaremos abundantemente frutas y carnes».

(*) Las huríes son mujeres de gran belleza que son eternamente jóvenes y vírgenes.

El Islam es, por lo tanto, un retorno al monoteísmo puro a diferencia del cristianismo. Sin embargo, es muy intolerante con las religiones del libro (el Judaísmo y el Cristianismo).

Con respecto a la vida después de la muerte, que es un elemento sin mucha importancia en el Judaísmo, el Islam otorga al paraíso cristiano que pretende ofrecerle a la felicidad espiritual, una dimensión muy material. Para Islam, el Paraíso garantiza una felicidad de los sentidos mucho mayor que la que se puede esperar en la vida terrenal.

El Islam es la única de las tres religiones monoteístas que ofrece un paraíso que corresponde a las aspiraciones materiales del humano y, por lo tanto, tiende a alentar el sacrificio en nombre de Dios (por suicidio) para alcanzar de inmediato este paraíso como podamos verlo, lamentablemente, con demasiada frecuencia hoy en los ataques contra los incrédulos. Fuera de las huríes, las mujeres son no mencionadas como posibles beneficiaras de este paraíso.

Además, el riguroso monoteísmo del Islam puede cuestionar los Derechos Humanos, ya que sólo Dios es digno de privilegios; por lo tanto, algunos musulmanes que viven en los países incrédulos pueden no sentirse obligados por sus leyes.

 

V- DEL MONOTEISMO AL ATEÍSMO

1-El predominio de los derechos humanos en una sociedad moderna y progresista

Las ciencias no nos han dado todas las respuestas, pero nos han enseñado a aplicar el modo más apropiado de cuestionamiento al progreso, a medir el alcance de nuestra ignorancia y a aumentar los límites de nuestra percepción.

Llamar “Dios” lo que no entendemos ya no es una actitud aceptable en nuestro nivel de civilización tecno-científica; este comportamiento corresponde a la política del avestruz. De hecho, contentarse con mitos, con convicciones libres, lo que se llama fe, es una admisión de incapacidad, de subdesarrollo intelectual y una renuncia a los desafíos que pueden superar mediante un largo proceso de investigación metódica que nos guiará a través de la razón en el camino de las respuestas.

Por lo tanto, debemos continuar desmitificando a los dioses como Abraham ha desmitificado los ídolos.

Las religiones actuales están por lo general siempre cerca de las religiones antiguas y cuando evolucionan hacia lo abstracto (monoteísmo), hay una tentación de llevarlos a un cripto-politeísmo como lo hizo la Iglesia, para alcanzar el nivel de su rebaño. Sin embargo, el progreso y la enseñanza permiten el rebaño de sobrepasar el nivel de lo que la Iglesia les trae y de donde gradualmente se alejan.

Las religiones han podido desempeñar un papel positivo para que los humanos tengan miedo a las desgracias que podrían resultar de un comportamiento inmoral, pero el sentido moral es demasiado aproximado y vinculado al tiempo. Ahora los Estados deben cumplir este papel y hacer que los ciudadanos teman las consecuencias del comportamiento inmoral a través de las leyes y el sistema judicial.

Los Estados y las religiones tienen la debilidad de las personas que los lideran, pero para luchar contra esta debilidad, la Democracia y los Derechos Humanos deben ser la base de los Estados.

Las religiones constituyen un peligro para los Derechos Humanos porque sus dioses se colocan por encima de los pueblos.

En las religiones, la condición humana se pone en competencia con Dios y ofrecen una mejor vida sólo después de la muerte, que es paradójica y limitada a lo imaginario. Debe notarse, sin embargo, que sólo el Judaísmo entre las tres religiones monoteístas, no ofrece una vida mejor después de la muerte con el Sheol y consecuentemente pone el acento en la vida en la tierra.

El 3 de noviembre de 1789, la Declaración de los Derechos del ser Humano y del Ciudadano se promulgó en Francia con un alcance filosófico universalista y legal. En 1948, René Cassin tomó la iniciativa de que la ONU adoptara la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El 7 de diciembre de 2000 se aprobó la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea que va más allá de la Declaración de los Derechos Humanos, incluido el derecho a la educación, el trabajo, el derecho de los discapacitados, niños y ancianos.

La Carta también establece el derecho de huelga, la protección contra los despidos injustificados, el derecho a la seguridad social, la asistencia social y la protección de la salud, y el derecho a una buena administración y una justicia equitativa.

Este texto es un progreso, pero se aplica de facto sólo a la buena voluntad de cada uno de los Estados miembros de la U.E., es decir, lo menos posible por parte de quienes más lo necesitan.

 

2-¿Qué se puede hacer con las religiones?

a - situación

La mitología de lo divino ya no puede adoptarse hoy en día, ya que se adaptaba a los pueblos antiguos que carecían de conocimientos, método y de una visión global del mundo y del universo. Lo divino era una fuente de esperanza frente a los fenómenos naturales y eventos que el ser humano vulnerable no podía entender.

Lo divino corresponde a una compensación imaginaria para los humanos, de sus límites intelectuales y conocimientos del momento, que cambian a medida que crecen.

Así, en los países desarrollados, hay un crecimiento sustancial en el ateísmo "dicho" o "no dicho", y uno puede pensar que pronto lo divino será considerado como una creencia tan folklórica como las mitologías antiguas.

Las iglesias con su iconografía y música celestial son dignas de las religiones antiguas, además de una dispersión de la representación de Dios y un altar de sacrificios. La Eucaristía no es el símbolo del sacrificio de Jesús, como la mayoría de los creyentes piensan, pero "es" este sacrificio reproducido por transubstanciación (tipo de efecto mágico) y el sacerdote realiza así un milagro como de parte de una misión divina que la Iglesia se da a sí misma.

Como los sacerdotes católicos se consideran como los sacerdotes del Templo de Jerusalén y además pretenden reproducir la Eucaristía en su realidad, es comprensible que estos hombres que tienen tales poderes sobrehumanos deben permanecer solteros, con todos los riesgos de desviación sexual que esto conlleva. Cuando el catolicismo se vuelva humilde al aceptar que la Eucaristía es simbólica y que las iglesias no son lugares sagrados a imagen del Templo de Jerusalén, volverá al camino de su creador. En el pasado, unos  judíos habían sido asesinados porque se había afirmado que habían roto la hostia consagrada en la Eucaristía y que la sangre de Jesús había brotado de ella. Los evangelistas sólo atribuyen un carácter simbólico a la Eucaristía, y sus templos no son lugares sagrados en contraste con las iglesias.

Muchas iglesias están hoy desiertas en los países desarrollados porque ya no satisfacen las necesidades de la gente moderna. Hemos tomado el ejemplo de la Iglesia, pero en el conjunto de todas las religiones aún persisten las creencias antiguas y mitológicas.

El temor de los musulmanes al ver a los judíos rezando en el Monte del Templo puede sugerir que creen que podrían influenciar el juicio de Dios.

El deseo de reconstruir un templo en Jerusalén es no adecuado con la evolución del Judaísmo durante dos mil años a menos que se construya como un museo o en un museo y no como un lugar de culto. Un templo como lugar de culto daría al Judaísmo una estructura similar a la de las religiones antiguas, lejos de un monoteísmo riguroso y reforzado en la diáspora. En el contexto del monoteísmo, un dios abstracto e intangible no tiene hogar ni lugar de predilección. Si Israel hubiera querido regresar a las costumbres antiguas, una monarquía habría sido creada como en los tiempos bíblicos y no una democracia moderna.

El regreso de los judíos a Israel se debe a un vínculo histórico e identitario que hace de este país su país de origen y al hecho de que la Europa en la que vivieron la mayoría de los judíos expulsó o exterminó ellos y no al hecho de que Dios es más presente en esta tierra que en otros lugares.

 

b- Religiones y fascismo

Lo divino también sirvió para dar reglas morales al ser humano mientras lo mantenía bajo control. Sin embargo, los siglos XX y XXI han demostrado la ineficacia de las iglesias en materia de moralidad.

Esta ineficacia ha sido ilustrada por los dos conflictos mundiales, el Holocausto y más recientemente el genocidio en Ruanda con una cierta benevolencia de la Iglesia, como lo demuestra la reclasificación en Europa de ciertos sacerdotes de Ruanda favorables al genocidio.

Además, la inquisición, el intento de exterminio de los musulmanes de la ex Yugoslavia y el sorprendente intento de exterminar a los musulmanes en la Birmania budista muestran muchas similitudes entre el fascismo y las religiones.

El vínculo con el fascismo también se ilustra con la presencia del Gran Muftí de Jerusalén en Berlín durante la guerra y su apoyo al exterminio de los judíos; durante su presencia en Berlín se crearon las divisiones musulmanas 13 y 23 de las SS. A raíz de la guerra, Siria y Egipto reclutaron asesores militares nazis que eran especialistas en la destrucción de los judíos.

Las iglesias alemanas contra la desnazificación a raíz de la guerra

Ya en 1945 las iglesias temían que la desnazificación en los servicios públicos sería favorable para los liberales, los socialdemócratas y los comunistas y les haría perder su fuerte posición entre los conservadores. Esta oposición en particular de la Iglesia Evangélica también se explica por el compromiso de un gran número de pastores con el nazismo.

c- Papel razonable de las religiones

Libres de lo divino las religiones podrían convertirse en hitos de identidad por la tradición, cultura e historia. Por lo tanto, los seres humanos podrían mantener sus raíces en un universo tolerante; además, la creciente mezcla de personas de diferentes orígenes va en esta dirección. El campo de la vida civil y la justicia son el dominio de los Estados que deberán elegir la democracia secular en el marco de los Derechos Humanos para todos.

d-Ecología

A pesar del crecimiento global del ateísmo en los países desarrollados, con algunos choques en respuesta al flujo de refugiados de los países pobres, los conflictos interreligiosos están apareciendo en los países menos desarrollados que reúnen a una gran parte de la población mundial.

Sólo en el año 2017, la población mundial creció en 82 millones de personas (nacimientos menos muertes), el equivalente de la población de Turquía o Irán. La población mundial alcanza los 7.600 millones de habitantes, lo cual es un desbordamiento de las capacidades del planeta si todos tuvieran un nivel de vida equivalente al de los países desarrollados.

El crecimiento de la población es, individualmente, un tipo de seguridad económica, pero a nivel mundial conduce a un callejón sin salida y las religiones a menudo incitan a las personas a reproducirse. 20 países o 10% de los países de la ONU representan el 70% de la población mundial, 10 países o 5% de los países de la ONU representan el 58% de la población mundial y China e India representan el 37% de la población mundial.

Para evitar enfrentar la muerte y las consecuencias de la descomposición de los cuerpos, los humanos a menudo han enterrado el cuerpo de los muertos y la mayoría de las religiones han hecho de eso un culto.

El crecimiento de la población significa que a medida que se acumula el número de muertos, los lugares de enterramiento ocupan espacio de los vivos, y en algunos países algunos vivos deben vivir en cementerios.

El número cada vez mayor de cuerpos a ser enterrados (58 millones de muertes solo en el año 2017 es decir, casi equivalente a toda la población de Italia), implica una extensión de los sitios de enterramiento y plantea un riesgo en algunos casos de contaminación del agua subterránea. La cremación sería una mejor opción para preservar el planeta.

El planeta debe estar protegido de los seres humanos y no podemos confiar en un padre sustituto imaginario como lo divino para resolver los problemas humanos.